Prepara a tu niño para la-vida-real, enséñale a disfrutar la lectura

¿Te ha sucedido que por más que planeas el día de tu niñx, los videojuegos terminan ocupándole más tiempo del recomendable? A mi sí.

Un videojuego es un juego electrónico en el que una o más personas interactúan, por medio de un controlador, con un dispositivo que muestra imágenes de video.

Wikipedia

  1. ¿Cuánto es mucho tiempo de videojuegos?
  2. Generación alfa
  3. Generación Z
  4. El mundo virtual de “héroes y recompensas”
  5. ¿Qué tal si elegimos la lectura?
  6. ¿Cómo hacer para crear hábitos de lectura en nuestros niñxs?

¿Cuánto es mucho tiempo de videojuegos?

El tiempo “recomendable” de los videojuegos es un tema abierto a debate. Varios estudios realizados entre 2007-2020 no encuentran efectos perjudiciales en la salud mental de los niños que juegan entre 1-8 horas semanales, distribuidas preferiblemente alrededor de 1 hora por día.

En este post, al decir “desmedido o más de lo recomendable”, me refiero a que los videojuegos han ocupado casi todos los ratos de ocio del niño; desplazando la práctica de deportes, los juegos de interacción con sus amigos, la relación con sus familiares o afectan su atención a sus deberes en casa o en la escuela.  

En términos de tiempo, los videojuegos aportan horas sin actividad física que, además de las consecuencias directas del sedentarismo, puede llevarles a presentar problemas de postura.

Otras implicaciones negativas del abuso de los videojuegos son económicas y están relacionadas con la demanda constante de adquirir las versiones más actualizadas tanto del juego en si, como de los equipos.

No se trata de ver los videojuegos como los grandes villanos en la formación de nuestros pequeños; hay incontables ejemplos en los que pueden contribuir mucho en su educación. De hecho, algunos estudios han encontrado que el uso de los videojuegos a un nivel de entre 1-5 horas a la semana está asociado al desarrollo de varias habilidades cognitivas.

Sin embargo, los videos destinados al entretenimiento son los que dominan el tiempo de juego con mayor frecuencia y su contenido puede incluir acciones violentas. Los niños tienen su personalidad en formación y una actividad en la que emplean tanto tiempo y que los llega a absorber, termina por tener un efecto en su forma de ver e interactuar con su entorno. Es por esto que su consumo debemos supervisarlo no solo en tiempo sino también en contenido.

Vivimos en una era tecnológica y no podemos dar la espalda a los avances. Usar las tecnologías a nuestro favor es la clave.

Hay muchos niños con dificultad en la lectura que se están viendo beneficiados con el uso de pantallas, videojuegos… Porque mejora su coordinación, atención… Sin embargo, no podemos dejar en manos de un videojuego la educación de nuestros hijos.

Como padres, debemos formarnos y estar al tanto de novedades, recomendaciones etc. Ser padre no es fácil hoy en día y toca ponernos al pie del cañón y no mirar para otro lado. No es que mi hijo abuse sin más, es que yo no estoy supervisando ni actuando”

@infanciaenpositivo

Y es sobre el contenido que quiero hablar hoy; sobre las consecuencias de que nuestros niños pasen demasiado tiempo inmersos en un #mundovirtual.

Si aún nos quedaran dudas sobre el impacto de la interacción con la tecnología en la formación de la personalidad de las nuevas generaciones, solo debemos poner atención a las características distintivas que ha impregnado el uso de los medios digitales desde edades tempranas en la Generación alfa, nuestros actuales niños de hasta 10 años, y en la Generación Z, que incluye a jóvenes de hasta 25 años.

Gamer de la generación alfa

Generación alfa

También se la conoce como generación táctil…

Son fundamentalmente visuales, con una capacidad de atención mínima y acostumbrados a obtener respuestas inmediatas.

Su mayor dificultad es colaborar o compartir, puesto que han nacido en una sociedad más materialista a golpe de click, sin importarles la privacidad, con dificultad para seguir las reglas, viviendo el momento y en constante cambio.

Fuente: @infanciaenpositivo



Generación Z

Se caracterizan por la búsqueda de objetivos más a corto plazo, con mayor equilibrio y estabilidad laboral…

Son totalmente digitales, multipantallas y conectados a Internet. Aprenden de un modo diferente. Siendo tecnológicamente dependientes.

“Su impaciencia y exigencia son el motor de cambio, que compensan con su grado de compromiso y autonomía…” 

Fuente: @infanciaenpositivo


El mundo virtual de “héroes y recompensas”

De manera general, la vida en los videojuegos transcurre muy rápido. Las consecuencias de un movimiento en el juego se ven de forma inmediata.

En la mayor parte de los videojuegos de entretenimiento, los niños pueden obtener sus victorias utilizando patrones repetitivos, de baja creatividad. Cada victoria tiene asociada una recompensa ruidosa y llamativa.

En los videojuegos no necesitas pensar demasiado en las consecuencias de un mal movimiento. Si no lo hiciste bien y mataron a tu personaje, siempre puedes reiniciar la partida y todo vuelve a estar en su lugar.

Es también muy común los personajes tipo superhéroes (o heroínas), dotados de superpoderes que les han sido concedidos, que resuelven problemas bastante peliagudos en un santiamén.

Ese mundo contrasta mucho con #lavidareal.

En #lavidareal mamá y papá trabajan diariamente y se necesita mucha tenacidad para alcanzar metas. Hay que esperar bastante para ver el resultado de nuestros esfuerzos y siempre estamos expuestos a cometer errores que nos pueden atrasar considerablemente.

Un error en un examen no se deshace tan fácilmente, requiere horas de estudio para presentarse mejor preparado la próxima vez.

Por más satisfacción que nos den nuestros logros, de ningún lugar salen luces de colores o caen monedas con sonidos estridentes.

Los videojuegos forman parte de la vida de nuestros niños, pero podemos ofrecerles alternativas que ganen espacio en su tiempo libre y los ayuden a desarrollar otras habilidades necesarias para la vida.  

¿Qué tal si elegimos la lectura?

Se trata de enseñarlos a disfrutar la lectura de una historia con personajes y conflictos que se resuelven después de varias páginas.

Un estudio publicado por Cummings y Vanderwater (2007), con datos obtenidos por encuesta a 1491 niñxs de 10 a 19 años de edad y sus padres, no encontró diferencias importantes en el tiempo dedicado a los ejercicios físicos o los intercambios con los amigos y la familia, entre niños jugadores y no jugadores. Sin embargo, los datos muestran que que los niños y adolescentes que son usuarios de videojuegos leen un 30% menos que los que no lo son, también dedican menos tiempo a sus tareas escolares. Una mayor motivación hacia la lectura puede ayudar a compensar el tiempo dedicado a los videojuegos.

Los niños gamers tienden a dedicar menos tiempo a tareas escolares y la lectura
Tiempo dedicado a diferentes actividades en los días de la semana
Photo by Julia M Cameron from Pexels

Los padres sabemos que toma tiempo trasladar un hábito a un niño. Es una carrera de fondo, hay que tener resistencia y mantener un ritmo de estimulación constante. Los beneficios de la lectura que van más allá del disfrute de la historia van a aparecer a mediano y largo plazo y aparecerán como pequeños logros.

Aún el libro con las mejores ilustraciones deja mucho espacio a la imaginación. Las ilustraciones muestran un contexto a la historia. La imaginación del lector es la que mueve a los personajes a través de la trama. Para darle seguimiento a la historia se necesita concentración y mantener una actitud crítica ante las actuaciones de los distintos personajes, que suelen tener matices más cercanos a las personas con las que los niños interactúan en su vida diaria. 

El interés y la concentración que pone al leer una historia interesante, narrada e ilustrada con la belleza que suelen tener los libros para niños, puede ayudarle a asimilar habilidades de redacción y expresión y mejorar su ortografía. Es de esperar que todas esas habilidades se reflejen en un mejor rendimiento académico, solo que eso no sucede de la noche a la mañana. Es importante ayudarlo a apreciar cada logro en cualquiera de estos sentidos y relacionarlos con el mayor tiempo dedicado a la lectura, de esta forma contribuimos a que reconozca no solo el disfrute sino también los beneficios de su nuevo hobby.

Libros para niños

Ya sabemos que la frase -el niño hace más lo que ve hacer que lo que le dicen que haga-. Esto también se aplica al hábito de lectura. Tendremos más posibilidades de éxito si los padres tenemos hábitos de leer.  

¿Qué ofrecerles, libros en formato digital o físico? No importa, lo importante es hacer que conozcan el placer de la lectura y que el acceso a los libros sea fácil e inmediato.

La forma de adquirir los libros digitales es algo que probablemente nuestros niños saben tan bien como nosotros. Sin embargo, enseñarles el disfrute de la visita a una librería o una biblioteca es un privilegio que podemos explotar.

Para los niñxs, libros digitales o físicos? Cualquiera, que lean y que el acceso a los libros sea fácil e inmediato.

¿Cómo hacer para crear hábitos de lectura en nuestros niñxs?

Buscar recursos que nos ayuden a enseñar a niños y jóvenes la inquietud y el gusto por la lectura es uno de los propósitos que bien vale la pena tener.

Te propongo 5 ideas para ayudar a tu niño a desarrollar el amor por la lectura.

Encuentra los temas que más le interesan. Puede ayudar mucho mostrarles revistas que tienen temas diversos y buenas ilustraciones.Ayudarlos a encontrar el tipo de historias que más le motivan y el mejor momento para leerlas hará que la lectura se convierta en un refugio del que siempre saldrá enriquecido.

Regálale ejemplares de libros en ambos soportes, físico y digital. Conversa sobre las ventajas y desventajas de cada una de las variantes. Te comento algunas, aunque en este tema hay mucha tela por donde cortar. Los libros físicos y los de soporte físico pueden constituir alternativas que se complementan. Para un viaje largo en tren o avión, un libro físico tiene la ventaja que no requiere batería así que no nos dejará colgados cuando más animados estamos en nuestra lectura. Sin embargo, si el libro que estamos leyendo es voluminoso, requeriría mucho espacio y peso en nuestro equipaje. Los libros en soporte físico suelen ser más costosos, pero pueden ser un bonito recuerdo de nuestro viaje que acompañe otros souvenirs en el estante.

Ayúdales a incorporar la lectura en su rutina diaria como un hábito. Trae el tema siempre a la misma hora, pero deja que el niño participe al escoger cuál es el mejor momento. Trata de que no existan otros estímulos compitiendo. No tenemos muchas posibilidades de éxito si a la hora de invitar a nuestro niño a leer, aparece un partido de su deporte favorito en la televisión.

Planifica una visita a una librería o biblioteca como un paseo. Si la visita termina en que van juntos a comer su helado favorito, eso lo ayudará a asociarla con otras actividades placenteras.

Enséñalo a ir con la historia hasta el final. Dales su tiempo para leer pero siempre pregúntales por el final de la historia, si les gustó o no. Invítalo a jugar a cambiar el final. 

¿Tienes otras ideas para ayudar a crear el hábito de la lectura en los más jóvenes? compártelas en los comentarios de esta entrada.

Déjame un like si te resultó de interés lo que leíste, y así me ayudas a continuar escribiendo.


Ya tienes que leerle a tu niño esta noche? Te sugiero que le leas La Pulga Loca, pertenece a la colección Dilemas. Estoy segura que le va a encantar!!!!

Dilemas es un libro dirigido a niñxs y jóvenes. Se trata de 11 poemas ilustrados que presentan de forma simpática  diferentes situaciones. Cada situación pretende mostrar la originalidad y creatividad con las que un niñ@ puede observar y enfrentar el mundo que le rodea: los detalles que por cotidianos pasan a ser irrelevantes para muchos adultos, son percibidos con peculiar agudeza por los infantes.  Los personajes y los colores de las ilustraciones ayudan a recrear este ambiente de fantasía en el que se desarrollan las historias.

También te puede interesar “Más sabe el diablo por viejo”; esta destinado a está destinado a niños entre 4 y 10 años. En este ebook se realza la importancia de la relación abuelx-nietx como motor impulsor en el desarrollo de la imaginación de los menores. Los dos personajes de las fantásticas historias son un abuelo y su nieto. Ambos establecen un vínculo del cual el abuelo se convierte en el héroe y ejemplo a seguir para este niño.

Publicado por viviendohabana

Soy Vivian, una mujer trabajadora, mamá de un niño de 11 años. Soy bioquímica de profesión, Dra. en Ciencias Biológicas. Me he dedicado por años a la investigación en el desarrollo de medicamentos. En mi web, sin embargo, me interesa conversar el cuidado de la salud basado en productos naturales y el equilibrio de todas nuestras actividades.

Un comentario en “Prepara a tu niño para la-vida-real, enséñale a disfrutar la lectura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: